¿Te has preguntado qué puede hacer la escritura por tu negocio?, ¿cuidas la página web de tu compañía?, ¿crees que debes crear un blog para tu startup o empresa?

Realmente hay muchas cosas que la escritura puede hacer por tu proyecto, pero cuidado, porque si decides montar una web o un blog debes cuidar los contenidos y tener una estrategia de comunicación muy clara. Las letras ayudan, pero siempre y cuando se coloquen en el orden adecuado para que el mensaje tenga sentido.

Por supuesto que en el siglo XXI tu negocio debe publicar una web que le sirva de escaparate y que como mínimo explique su actividad. Pero ojo, si no se entiende nada ¿para qué tenerla? Me he encontrado con muchas empresas con problemas para definirse a sí mismas y esto se traducía en webs con mucho ruido que para el lector-cliente era como leer arameo.

En las versiones en español de las páginas webs de algunas multinacionales del mundo financiero en nuestro país he encontrado un error muy frecuente: sus contenidos son traducciones literales de la web matriz. Además de estar repletas de falsos amigos, dejan en inglés muchos términos, como “due dilinge”, “managing director”, “Vicepresident” y al final se malinterpretan. La descripción de una gestora de fondos, por ejemplo, caía en generalidades y en frases en las que no se decía nada. ¿Para qué tener una web si nadie entiende lo que dices en ella?

Cuidar la arquitectura del mensaje es vital para tu imagen. Necesitas conocerte, definir sus mensajes clave pero además debes que saber cómo transmitírselo a un tercero. No todo el mundo entiende lo que quieres decir, si no lo que dices, y por eso muchas veces consultores externos en comunicación pueden ayudarte a “traducir” estos mensajes y hacer de médium.

¿Debes crear un blog corporativo? Depende de tus objetivos de negocio, pero igual que ocurre con las webs, si decides plantarla luego debes regarla, porque puede beneficiar tu imagen, pero también perjudicarla. Crear un blog y no alimentarlo de entradas dará una imagen de inactividad; escribir una temática que nada tenga que ver con tus intereses, no te aportará nada; no cuidar la escritura se volverá en tu contra; y no contestar a los comentarios lo convertirá en un monólogo en lugar de un diálogo… Y un largo etcétera.

Por tanto, lo primero es decidir exactamente cuál es el objetivo que persigues a la hora de crear un blog para tu empresa y a qué público te diriges y, en función de ello, elegir de los temas que quieres abarcar. ¿Qué persigues?, ¿a quién te diriges?, ¿qué temas me interesan tratar?, ¿y a mi audiencia?

Una vez que decides la temática, debes tratar de no salirte mucho de ella. Hace poco Andras Kluth, un corresponsal de The Economist que escribe un blog (The Hanibal Blog) donde habla mucho de temas de la escritura y el lenguaje en general, compartía en una entrada que había decidido borrar uno de sus artículos porque no estaba bien escrito. Y no porque desde un punto de vista de sintaxis no estuviera correcto, si no porque el tema se escapaba al ámbito de su blog.

Muy recomendable este artículo publicado en Readwriteweb sobre Cómo escribir un blog para nuestra startup en el que se explica a emprendedores por qué puede resultarles interesante para sus negocios apoyarse en un blog. Por ejemplo, mencionan un ensayo titulado “Sobre el escribir”, del co-fundador y CEO de Carbonmade, Spencer Fry, en el que se resalta que escribir puede ayudar al emprendedor a revisar sus ideas.

De esta forma, nos obligamos a poner sobre el papel nuestras ideas y a ordenarlos de una forma lógica, liberándolas de la cárcel de nuestro pensamiento, donde la mitad se condenan al limbo de las ideas olvidadas. Además, la escritura permite al emprendedor compartir sus ideas con sus lectores, clientes y con otros emprendedores y de esta forma analizarlas, enriquecerlas y mejorarlas.

Por otra parte no hay que olvidar que a través de estos canales las empresas pueden tener a su disposición un canal para educar a sus clientes. En el mundo financiero, por ejemplo, tienen sentido los blogs que ayuden al inversor a entender cómo funcionan los productos o cómo deben gestionar sus ahorros, como la web Finanzas para todos de la que hablé en un post hace unos meses.

¿Estás aprovechando realmente las oportunidades que te brinda la escritura? ¿Puede ayudar a innovar a tu empresa?

Imagen: Algunos derechos reservados por Maria Reyes-McDavis

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.